El tatuaje de Nokia

Yo no puedo decir que no sea un adicto a la tecnología, de hecho, he de reconocer que es así, y, qué cojones, lo llevo con orgullo. Pero empiezo a pensar que hay gente a la que se le va la pinza.

Los hay que son adictos a una determinada marca, por ejemplo, Apple. Mi gran amigo Xavi es un adicto a esa marca. Tiene su iPhone, su iPad, su Macbook, su Apple TV... Que sale un iPhone nuevo, lo compra, y lo enseña todo orgulloso en Twitter, Facebook, y cualquier otra red social a la que pueda estar apuntado, porque el tío, está en todas. Siempre está publicando algo. Una cena con los amigos, pues foto con Instagram. Que se zampa una mega hamburguesa con patatas, entonces lo publica con Foodspotting.

Pero no se para ahí, no te lo creas, él, igual que mogollón de gente, cuando va a un sitio en particular, lo publica mediante Foursquare...

Al menos él no hace como algún que otro "cómico" que se dedica a escribir chistes forzados por Twitter, por el mero hecho de estar ahí, ni nos avisa de sus paradas fisiológicas. Es cansino.

Yo no puedo tirar muchas piedras, porque también es cierto que soy bastante adicto al Twitter, pero creo que no llego a tantas "frikadas". No tengo ninguna de esas aplicaciones instaladas en mi móvil. No hago una foto a todos los platos que me como, ni a todas las cenas que hago.

Pero cuidado, lejos de criticar, me parece algo apasionante. Hay personas tan sumamente extrovertidas, que han encontrado en la red una nueva vía para compartir con los amigos algunos momentos de su vida, y a mí me parece bien, joder, por qué no. Nos tenemos que adaptar a las nuevas tecnologías. Además, al menos mi amigo Xavi lo hace, la gran mayoría lo deja todo cuando les dices de ir a tomar una cervecita o un café y compartir un ratito en persona para echar unas risas.

Hay otras cosas que no puedo entender, como por ejemplo esta nueva idea de nuestro ínclito y todavía más famoso Pau García, sí, el súper comunicador de EyeOs, que apadrinado por otro de nuestros famosos humoristas (en la tele, porque a mi hermano lo trató a patadas porque cree que es más porque sale por la Tele y hace reír a la gente... Espera, eso lo hacían ya Gabi y Miliki, ¿verdad?)... Ya me he liado, soy una maruja, ah, sí, hablaba de Bananity, una nueva red que nos permite compartir nuestras emociones y preferencias acerca de cualquier cosa (lo he copiado de aquí), y que la realidad es que nos permite compartir que nos gusta la nocilla y entonces la gente vota... A mí me ha parecido más una forma muy sutil de recoger información para empresas de márketing, pero bueno, no voy a ser yo el que mercantilice sanas e inocentes ideas...

Y todo esto a qué venía, porque he mezclado grandes nombres, Xavi, Pau, Buenafuente (el mejor Xavi, sin lugar a dudas y sin faltar el respeto a las otras dos personas)... Sí, esto venía a una noticia que he leído hoy sobre la frikada más grande que he visto hasta hoy.

Ya habíamos tenido la oportunidad de ver a ciertas personas decorando su piel con códigos de barras. Molón. Ahora, lo último de lo último es un tatuaje patentado por la gran Nokia que te avisa cuando recibes un mensaje en tu móvil... Flipante, verdad??? Pues sí, al parecer se trata de una tinta magnética que te permite sincronizar el tatuaje con tu móvil (supongo que con un móvil Nokia, pero no he leído la noticia al completo, no he podido...) y cuando recibes una notificación, tu tatuaje "vibra". Ojo a las mentes calenturientas. Si lo prefieres, que lo entenderé, puedes leer la noticia en el diario ABC.

Si es que ya no sé a dónde vamos a ir a parar. Ya lo dijo el gran Einstein, "La tecnología superará a la humanidad", y cada vez estamos más cerca. Si Gila levantara la cabeza...

Que vaya bonito,

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor