Ja casi fa vint anys que tinc vint anys...

¿Cómo vas? Hace tiempo que no hablamos, supongo que hasta ahora sólo acudía a ti cuando lo pasaba mal o me apetecía escribir algo puntualmente. Es lo que tiene. Hay amigos que están en este mundo sólo para escuchar y para ayudar a pasar los que quizás no recordamos como los mejores momentos.

Pero seguro que te sientes reconfortado, el hecho de no haber sufrido mis largas charlas sobre los temas más dispares, incluyendo mis tormentos, implica que afortunadamente todo me va bien...

La verdad es que no puedo quejarme, ni debo.

Hoy me he dado cuenta que me quedan exactamente 20 días para proclamar, con el permiso de Joan Manel Serrat,

aquello de "Ja fa 20 anys que tinc 20 anys" (Ya hace veinte años que tengo veinte años).

Ya son cerca de cuarenta otoños los que voy a cumplir (las cuarenta primaveras las cumplí cuando tocó la estación, no seamos ahora quisquillosos).

De momento mi vida está siendo plena e intensa. No tengo la costumbre de mirar hacia atrás, siempre me ha parecido una pérdida de tiempo y un gasto de energía que puedo usar en otras cosas más importantes, pero como ser humano que soy, a veces no tengo más remedio que hacerlo y creo que la vida me está tratando bien. No todo es perfecto, esta puñetera crisis (la económica, no la de los cuarenta) está dejando andanadas cada vez más cerca. A este paso, quien sabe, igual me toca a mí, porque ya sabemos que nadie es imprescindible. Pero, para serte sincero, no es algo que me preocupe.

Hoy estoy siendo consciente de la cantidad de personas a las que he conocido y que han dejado huella en mi vida. Algunas, sólo han compartido conmigo unos días. Otras, siguen compartiendo experiencias conmigo. Personas, algunas, unas pocas, sin las que hoy yo no sería lo que soy. Otras, que sin darme cuenta, están entrando en mi vida para, quien sabe, hacer realidad ilusiones que pensaba que ya no iban a ser posible.

Hoy recuerdo una canción que forma parte de eso que en más de una ocasión he llamado la banda sonora de mi vida. Me ha acompañado durante estos 20 años que tengo 20... Apareció en uno de aquellos momentos en los que yo ya tenía claro con quien quería pasar el resto de mi vida. Usando esa arrogancia (yo lo llamo gran ego) y seguridad que suelo ostentar (y que ha justificado tantas y tantas diferencias con no menos personas que se han cruzado en mi vida) yo ya tenía claro quien era esa persona en el año 1989. Sólo con verla se lo dije a mi recién estrenado amigo Jordi (que hoy sigue siendo uno de esos AMIGOS, con mayúscula, que se pueden contar con los dedos de una mano).

Por fortuna, la letra de la canción hoy ya nada tiene que ver con la realidad, pero a mí me sigue gustando escucharla. Si no la había compartido nunca contigo, igual ahora es el momento, y si ya lo había hecho, la ocasión bien lo merece...

Estamos en contacto.



Que te vaya muy bonito,

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor