Muerto el perro, ¿se acabó la rabia?

Ayer anunciaron a bombo y platillo la aniquilación del terrorista más buscado por la justicia norte americana (bueno, la internacional, que ya sabemos cómo son estos).

Al parecer estaba, el terrorista, viviendo plácidamente en una tranquila casa cerca de un cuartel del ejército paquistaní. Por lo que cuentan, llevaban mucho tiempo siguiendo a alguien que entraba y salía de la casa.

Finalmente, unos cuantos helicópteros del ejército más potente del mundo llevaron hasta el lugar el fuego y la muerte para todo aquel que estaba en la casa.

Por cierto, lo de la imagen de la derecha no es un error, no sabía que imagen asociar a la entrada de hoy y me ha dado por poner esa...

Anunciaron después, que lanzaron el cuerpo al mar tras un sepelio musulman, en algún lugar del mar que nadie va a poder encontrar. Así nadie podrá realizar peregrinaciones en busca de un mártir.

Toda esta película (que pronto, a buen seguro, se llevará a la gran pantalla), da mucho que pensar. Demasiado. A mí al menos. ¿Realmente lo han matado?

Porque creo que no hay que ser muy listo para darse cuenta que el movimiento de este hombre va más allá de su figura. Que el perro no era él. Que el perro tiene muchas cabezas y posiblemente ahora aparecerá otra cabeza visible. Tenemos la muestra en el grupo que lleva aterrorizando este país desde hace tantísimo tiempo.

Para colmo, aparece un comunicado de WikiLeaks revelando que la organización terrorista haría estallar una bomba nuclear en caso de que su máximo responsable fuera detenido o abatido...

Está claro que hay que actuar, pero creo que el hecho de asesinarlo no era la solución para este hombre. Creo firmemente que deberían haberlo detenido y presentado ante la justicia internacional para que le juzgaran y le metieran en una prisión de máxima seguridad, sin derecho absolutamente a nada más que a aquello que tiene derecho un ser vivo, y mantenerlo con ese tipo de vida cuanto más tiempo mejor...

No necesitamos mártires, y los fanáticos religiosos y/o terroristas, menos...

O poco me equivoco o no se ha acabado la rabia...

Buenas noches y buena suerte,

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor