Campus Party 2010: ¿Ridiculo o elegancia?

Corrían los últimos días de mis vacaciones este año. Estaba en la piscina. Un sol asfixiante. Sin sombra (sí, sí, una mierda de piscina). Los niños se lo pasaban en grande. Ahora nado aquí. Ahora buceo allá. Ahora salto. Ahora corro. Ahora por aquí, ahora por allí... Vamos, que no paraban quietos.

De repente, mi teléfono sonó. Lo primero que pensarás, seguro, que qué estúpido tiene el móvil en la piscina... Ah, no, que tú también lo tienes... Pues claro, si ahora no vivimos separados de él. Seguro que alguien inventa uno con el que nos podamos bañar, y nos lo colgamos de...

Era uno de mis tantos responsables en esta empresa. Que sí, que los tengo. Este, además, mi mentor. Buen rollo.

Resulta que yo era el tercero en una lista de "voluntarios" para asistir a una mesa redonda en la Campus Party de Valencia. Si no sabes lo que és, pincha aquí. Sí, he dicho el tercero. Claro, finales de julio... Ser el tercero era como ser el primero. Y me presenté "voluntario". ¿Qué iba a hacer?

El tema está relacionado con mi trabajo. Iba a estar rodeado de la flor y nata del friqueo informático durante todo un día, pero todo sea por mi empresa.

Compré los billetes del tren y me fui para allá. Esta vez, y asesorado por el departamento de márketing, no fui con traje y corbata, si no con camiseta, bermudas y sandalias (sin calcetines blancos, ¿eh?).

Estuvo bien. Conocí a uno de esos prodigios que da de vez en cuando nuestro país y fue divertido compartir aquella hora larga con él. Si miras el vídeo que encontrarás a continuación, es el que está sentado a mi derecha, en el otro sofá.



No te cuento más. Después, aproveché para visitar a unos amigos. Comer con ellos, y vuelta para casa con el tren. Las ironías del destino hicieron que el Euromed de las 18:05 partiera una hora más tarde por un problema informático. Problema que creo que resolvieron apagando el tren y volviéndolo a encender (palabra de honor), porque se apagó todo, se encendió, y salimos. Usaron la cabeza y la primera regla de la informática.

Pues nada. No te recomiendo que veas el vídeo a no ser que seas un friqui o te quieras partir la caja a mi costa un rato. Por lo demás, un auténtico rollo.

Espero que mi madre no me haya visto.

Que vaya bonito,

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor