Amores imposibles

Aaaay, el amor… Qué bonito es el amor…

Vale, vale, sí, seguro que ya había empezado alguna otra entrada igual, pero no me jodas, que mola un montón empezar una conversación así… Sobre todo si estamos entre amigos, como aquí.

¿Y a qué viene? Pues fácil. ¿Te has fijado en las series de TV? En todas o en casi todas, explotan el amor, independientemente del tema central de la misma. Ya sea de policías, de médicos… Joder, ahora no se me ocurren otras… A ver, las que yo veo: Bones, House, Anatomía de Grey, CSI, El Mentalista, Castle (esta la he descubierto hace poco)… Joer, todas son o de médicos o de policías. O bien son los dos temas que me gustan, o realmente las series se centran en ese tipo de historias…

Bueno, qué más da, a lo que voy, que en todas se explota un tema que me he dado cuenta que es la mantequilla de la tostada (sí, sigo en plan romántico, pero es que estoy hablando de amor). Creo que al final, lo de menos es si es de polis, de médicos o de bomberos. Al final, lo que hace que nos enganchemos a ese tipo de series es la química entre un hombre y una mujer.

Si te fijas bien, en todas, sin excepción, existe un atisbo de relación romántica entre, al menos, dos de sus protagonistas. Una relación que nunca llega a consumarse. Siempre, o casi siempre, al final de las temporadas, te venden el último capítulo como la culminación de ese amor. Ese capítulo tiene un tráiler que anticipa ese beso, ese abrazo, esa declaración… Que, por supuesto, siempre está sacado de contexto y luego no lleva a nada. Y es ahí dónde nos pillan… siempre. Bueno, el caso de Anatomía de Grey es un pelín diferente, sigue explotando el tema del amor, pero en este caso, de una relación casi imposible, una relación totalmente inmadura que siempre está en la cuerda floja.

Y no sé yo. Eso es pura ficción, porque en la vida real, esas cosas nunca suceden, ¿no? Esas relaciones que nunca llegan a nada, que se quedan en una mera amistad aunque todo el mundo, incluso los implicados, espera algo más, no existen. Porque si existieran, si eso pasara alguna vez, entonces pensaría que la vida es muy injusta al no permitir la felicidad de dos personas, pensaría que el amor, en realidad, es un disfraz químico para el dolor y la desgracia; pensaría que estamos aquí sólo para sufrir, y no para disfrutar; pensaría que alguien me ha engañado…

Paz,

Comments

Popular posts from this blog

No celebres el cumpleaños de tus hijos en un McDonald's

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia?

Arbeit macht frei