Orden revocada

Desde que volví de la isla, empecé a pensar que ya no tenía mucho sentido seguir plasmando aquí aquello que me pasaba por la cabeza. Mis paranoias. Mis pensamientos. Mis alegrías...

Pensé que el momento de compartir todo eso contigo había dejado de tener sentido. Pensé que, ahora que me he reencontrado, ahora que vuelvo a ser tan feliz como creía que me merecía ser, debía cerrar una puerta y abrir una nueva... Así creía haberlo hecho...

Hablando contigo, que has ido siguiendo mis historias con más o menos frecuencia, me has hecho ver que estaba equivocado, que no ha perdido ningún sentido el seguir expresándome en este medio. Había tomado una decisión, pero tú, y algunos amigos más, has hecho que me replantee la idea...

Así que voy a "revocar esa orden" y voy a seguir escribiendo aquí. Voy a seguir contándote como me siento. Voy a seguir dibujando aquí todo aquello que pase por mi mente... Si no todo, lo que me apetezca, como siempre.

De cualquier forma, tendré que compaginarlo con esa nueva puerta que he abierto con un buen amigo. Son dos ideas totalmente diferentes y, por supuesto, totalmente compatibles. Quizás no pueda escribir con tanta frecuencia como hacía antes, pero ahora pienso que cerrar esta historia es dejarte un poco en la estacada.

Así pues, hoy, que ha sido el cumpleaños de mi compañera en esta vida, le voy a hacer otro regalo, porque ella ha sido la primera en pedirme que siga por aquí... Así lo voy a hacer. Espero que a ti también te produzca algún sentimiento este cambio de idea...

Como X. diría, soy un bipolar... Qué vamos a hacerle, cambio de opinión como tú cambias de ropa interior...

Nada más por hoy, seguimos en contacto.

Que te vaya bonito,

Comments

Popular posts from this blog

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia?

La primera vez