Dios vestido de jugador de fútbol

Estoy viendo el partido de vuelta entre el Barça y el Arsenal.

Que me perdonen mis amigos merengones, pero ni CR9 ni leches. Faltan adjetivos para calificar a ese pequeño gran jugador de fútbol.

Larry Bird dijo de otro deportista, un jugador de baloncesto, EL jugador de baloncesto, Michael Jordan, que era Dios disfrazado de jugador. Mejor no comprar físicamente a Jordan con Messi, como no me parece bien comparar a CR9 con él. Pero, como decía, que se dejen de hostias, Messi es el mejor jugador del mundo. Lo acaba de demostrar. Cuatro goles en Champions.

A todos vosotros, os ruego que os quitéis el sombrero, os dejéis de sentimientos ridídulos hacia ningún color, olvidad que Messi juega en el mejor equipo del mundo.

He dicho el mejor equipo del mundo porque es así, porque ese equipo hace grande al mejor.

Siempre lo he tenido claro, uno es bueno, pero si los que le rodean son buenos, entonces él es mejor.

Chapeau Messi, Chapeau Barça, Chapeau Guardiola...

Que vaya bonito,
àlex

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia?

La primera vez