Sin publi

Que el español medio no está nunca contento con nada, no es un secreto... Que la gran mayoría, igual que mi amiga M., somos cómo la gata Dora... tampoco...

Después de tanto quejarnos de que era imposible ver una película con tantos anuncios, ahora, la televisión pública, por fin ha dejado de emitir anuncios durante las películas... y en cualquier momento. Sólo hacen publicidad de su programación, y ya nunca te cortan una peli para enchufarte millones de "consejos"... Se acabaron los interminables intermedios que hacían que aquello que estuvieras viendo se acabara a las tantas...

Pero claro, ahora la diversión está en escuchar a la gente. Tampoco voy a decirte que haya escuchado a muchas personas, pero las de mi entorno, incluido yo, ya se están quejando.

Antes, durante esas pausas, solías aprovechar para hacer una visita al excusado, a poner una lavadora, a preparar la cena, a recoger los platos, a... bueno, eso dependiendo de lo rápido... (malo)

Pero ahora, jodeeeeeer, si es que no ha acabado una película y ya está empezando otra... Es que no ponen ni los créditos finales, todavía se están casando o dando el beso final que ya está terminator pegando tiros... Esto no puede ser... Pasamos de un extremo al otro...

Mientras tanto, en las otras cadenas siguen dando anuncios (incluso las públicas de las respectivas autonomías) y creo que le están pagando un impuesto al estado para mantener a la televisión pública...

¿¿¿Qué será lo siguiente???

Palomitas para todos...

àlex

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor