Rave Party

Mother of the beautiful love... Qué semanita...

Creo que voy a tardar mucho tiempo en olvidarla, y la sensación que tengo es que no voy a ser el único. Creo que ha sido la despedida más larga que he tenido jamás de proyecto o empresa.

Ha sido una semana dura de trabajo. Una semana dura por dejar a tanta gente atrás, al menos durante un tiempo, pero una semana en la que también me lo he podido pasar bien. El Bar Med el martes, la comida y el vodka caramel del miércoles, las copas hasta casi morir el jueves... No quiero explicar mucho, porque seguramente, hasta me avergonzaría, pero creo que hemos llegado hasta dónde hemos querido y nos habíamos propuesto... Incluso entramos bailando la conga al hotel, una de las metas impuestas para la noche del jueves.

En serio. Ha sido genial. Desde aquí tengo que dar las gracias a todos los que habéis estado conmigo durante esta "Rave party" que ha durado tres días. Por haber aguantado el tipo y por habéroslo pasado tan bien. Como te he dicho antes, creo que ninguno de nosotros olvidará nunca esta semana.

Ahora tengo que empezar a pensar un poquito en este mes de vacaciones que se me viene encima. Desintoxicarme de esa "segunda" vida que he llevado durante tanto tiempo y poder disfrutar de los míos... Creo que me lo merezco.

Seguro que contigo, que he estado ahí durante más o menos tiempo, volveré a reencontrarme antes de que cuente hasta 20...

Ah, y se me olvidaba. Un vídeo, para no perder la costumbre... Va dedicado precisamente a los que han compartido conmigo esta semana de tanta actividad...



Que vaya bonito,

àlex

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor