Noche mágica

Queridos Reyes Magos,

Este año me he portado muy bien, bueno, bien, vale, vale, lo podría haber hecho algo mejor, pero las circunstancias han sido las que han sido...

El estar todo el año fuera de casa no ha ayudado a que pudiera compartir algunas responsabilidades del hogar, pero creo que, en definitiva, he sido buena persona (eso cuenta, ¿no?).

Por eso, este año me gustaría pediros que dejarais en mi casa unos cuantos regalos que a buen seguro serán muy prácticos para mi y que paso a enumerar:

1. Un kit de paciencia y comprensión para no darle dos ho**ias a aquellos que, porque alguien ha cometido el error de darles cierta categoría, se lo creen y tratan a los demás como si de inferiores se tratara. Faltando al respeto y a la dignidad de las personas. Creo que he estado a punto un par de veces de hacerlo este año y necesitaré ese kit. Si no, necesitaré el kit de abogado...

2. No tengo claro que exista, sé que posiblemente no, pero si pudierais, me encantaría recibir, aunque fuera de segunda mano, algún libro para poder entender a las mujeres. Al menos a las más cercanas a mí. Nunca sé cuándo van ni cuándo vienen. Nunca sé qué decir. Nunca sé qué pasa. Nunca sé cómo tenerlas contentas. Por favor, no me enviéis los típicos powerpoints que corren por la Red. Los he probado con resultados nefastos.

3. Una caja de herramientas que me permita arreglar aquellas cosas que no están funcionando todo lo bien que debieran, para conseguir hacer una conservación adecuada e incluso alguna mejora con el fin de que no acaben por romperse...

4. Un estuche lleno de sueños e ilusiones que me permitan encarar lo que puede ser otro año duro. Que iluminen mi camino junto a los míos para que podamos llegar al final del camino, el próximo 31 de diciembre, disfrutando de cada minuto del viaje.

5. Responsabilidad y compromiso, en el sentido más amplio posible.

6. Seguramente merezco algo de carbón... Eso no os lo voy a pedir. Lo valoraréis vosotros junto con alguien más. No seré yo quien me juzgue. Además, las leyes de este gran país, permiten que ni siquiera tenga que testificar en mi contra. Así que me acogeré a ese derecho (los americanos lo dicen de otra forma, pero yo paso) y no diré nada en mi contra, que luego seguro que algún demonio que corre por ahí, lo podría usar.

7. También os iba a pedir que el eterno rival de mi equipo sufriera algún tipo de humillación, pero eso ya lo hacen ellos junto con la prensa, así que eso que os descargo.

8. La paz en el mundo, que se acabe el hambre, que los niños dejen de sufrir, que todos los niños del mundo tengan acceso a un futuro. Ya sabéis, aquello que todos pedimos pero que nadie parece hacer nada para que suceda.



Si has sido bueno o buena, espero que esta noche mágica consigas todo aquello que anhelas y deseas.

Que vaya bonito,

àlex

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

This is Sarah

Teoría de la cerveza aplicada a la vida profesional del consultor