El tamaño del pene

Ahora si que me estoy metiendo en un buen jardín. Quién me mandará a mí ponerme a escribir sobre esto, pero es que no he podido evitarlo... Ya son muchos años oyendo siempre la misma historia y, claro, llega un momento en que debes plantarte y decir, aquí estoy yo...

Cada cierto tiempo, leemos en algún diario electrónico, porque yo hace la releche que no leo un periódico en papel, a no se que sea deportivo, algo sobre el tamaño del pene. Si. He escrito pene. No quiero ser grosero. Me parece del todo ordinario escribir aquí cualquier otro nombre que le podamos dar a tan honroso compañero de fatigas, y que tantos y tantos momentos de alegría nos da.

A lo que voy. Desconozco los motivos, pero todo parece indicar, que a los tíos nos preocupa mucho la medida de nuestro hermano pequeño. Pasados tantos años, empiezo a tener la sensación que es el centro de nuestro universo. A partir de aquí, se pueden hacer todas las conjeturas que quieras, incluso las bromas que te apetezcan, pero estoy seguro de que ese es nuestro punto débil. Cualquier comentario al respecto nos dará un "bajón" monumental que posiblemente afecte incluso a nuestro rendimiento en el "trabajo".

De cualquier modo, volviendo a lo del tamaño del pene, corren por ahí un mogollón de estadísticas. Si miras en la Wiki, verás que dice que el tamaño medio de un pene en erección es de aproximadamente unos catorce centímetros... Sí, si, catorce (14).

Ahora mi cuestión es cómo llegan a esos resultados. No me imagino a una reportera tipo Pilar Rubio preguntando a los transeúntes por la calle el tamaño del pene. Vamos, no quiero imaginar a esa típica pareja española, del centro del país, un poquito más al norte, de mediana edad, en que preguntan la medida y empiezan con la discusión por la disparidad de datos que dan. Un palmo dice él, mientras ella hace un gesto con los dedos índice y pulgar dibujando en el aire una especie de letra u.

Algunas de ellas dicen que el tamaño no importa. De hecho, si preguntas a una pareja, ella te responderá eso... sí y solo sí él la tiene pequeña (por favor, que nadie le pregunte a mi mujer). Si el tío va bien armado, entonces ella te responderá con una gran sonrisa en la cara un "claro que importa". Es la vida.

Y claro, los comerciantes, muy ávidos ellos, empiezan a inventar millones de productos que te aparecen en todas las páginas de internet (sean guarras o no, que conste que yo no visito esos sitios, yo sólo miro el google).

Yo, el que más conozco, gracias a mi amigo X. es uno que se llama algo así como Jet Extender. Al parecer es un cacharro metálico que te pones ahí abajo y prometen grandes cambios. A mí no me lo han regalado, será que no lo necesito, de cualquier manera, y como ya dijo en su día en gran Buenafuente, es como el Scaléxtric, un regalo que te hacen pero que luego lo disfrutan otros...

En definitiva, que pregunten a mis amigos... Seguro que las estadísticas se disparan, ninguno de ellos tiene un pene de catorce centímetros. Seguro que ellos levantan la media un mogollón. Si es que preguntan a la gente equivocada. Con ellos, seguro que la media española se iba hacia los veintidós centímetros sin lugar a dudas...

Como diría una gallega, "por qué le llamarán pene con las alegrías que da"....

Voy a subirme al avión...

Que vaya bonito,

àlex

Comments

Popular posts from this blog

Feliz cumpleaños... Miriam

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia?

La primera vez